Oda al odio


Odio todo lo que soy y todo lo que eres porque eres lo que no soy y soy lo que no eres. Odio el perfume de las rosas, las caricias y el amor, odio porque el odio da placer y dolor, odio para alejarme de ese mar maldito de llanto y tristeza, de la arena de pecados y recuerdos ya desterrados, odio sentir odio porque me convierte en humano, odio odiar todo y odio saber que odio, odio las lenguas viperinas que auguraron el odio y odio odiarte porque me odio, odio los besos de coraje, los llenos de peces, flores, momentos vivos y fragancias oscuras, odio el destino y el momento en que nos conocimos y odio no querer haberte conocido, odio tu llanto y tus suspiros, odio tu presencia y tu retiro, odio que me sientan como mártir o superior, odio al corazón que encarno sentimientos en lugar de rencor, odio que seas mi complemento y odio ver lo que los otros no ven en ti, odio los prejuicios, la soberbia y el orgullo, odio la impaciencia y en general odio las virtudes porque no tengo, si las tuviera las odiaría por embusteras, odio la desesperación y las ganas de llorar, odio el querer hablar y mejor callar, odio el reír en lugar de sufrir, pero odio sobretodo la separación que con tanto odio creó mi dolor, odio el tener que dejarte ir, odio este laberinto de odio. Odio, odio, odio, todo se resume al odio a ese maldito odio que odio por ser inevitable y que provoca más odio. Por eso odio y alabo al odio que tanto odio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s