No es nota suicida, sólo una despedida

Una tarde de aburrimiento en el grafógrafo me nació la idea de leer un buen libro teniendo una variedad enorme a mi mano y me tope con La carcajada del gato para ser honesto esta novela no me llamaba la atención pero opte por darle una oportunidad ya que en novelas pasadas, en el Juego del ángel y la Sombra del viento para ser exactos, se menciona que en ocasiones el libro es quien escoge a su lector y me dije porque que probar esta hipótesis, para mi sorpresa me atrapo desde las primeras líneas con un dialogo sobre la muerte en el cual los protagonistas se preguntan si le tienen miedo a la muerte y por ello quieren seguir viviendo o si le tienen miedo a la vida y por eso quieren morir, este dialogo me hizo cuestionarme lo mismo dado que siempre he tenido la idea de que moriré joven y tengo varios años preparando y organizando lo que podrá ser mi ceremonia mortuoria, le he solicitado amigos cercanos hacer ciertas cosas el día de mi descenso, varias personas al tocar el tema me miran atónitos, algunos incrédulos y otros como si estuviera loco, lo que no saben es que la locura siempre me ha acompañado y no comprenden que la muerte o mi muerte se torno una obsesión al igual que el tiempo.
​Hace unos días una mujer con aires de gitana y poder de la adivinación, al negarme que leyera mi mano en tono de hechizo me grito que mi pasado regresaría a mi futuro, lo cual respondí diciendo que el pasado es cíclico y siempre nos toparemos con nuestras acciones en algún momento, de pronto me reencuentro con amigos, amores, enemigos y conocidos del pasado lo que provocó en mi una incertidumbre pues creo que siempre que te reencuentras a tantas personas de antaño es para despedirte de ellas porque el fin esta cerca, a esto le sumo algunas enfermedades que me han acompañado desde la infancia, como mencione al inicio quizás suene a que estoy loco pero me he estado despidiendo de mis allegados por si llego a morir decirles en vida el aprecio que les tengo a pesar de verles insignificantes o tratarles de una forma fría. Recibí una llamada de una persona que conocí hace unos meses Maria Atenea López quien trato de persuadir mi idea de la muerte justificando lo anterior con las confidencias y jugarretas del destino que para no entrar en conflictos fingí aceptar, aun así le agradezco la intención. Como es obvio, por lo ya mencionado, no podía irme, ya sea ahora o más adelante, sin despedirme y agradecerles mis pocos o muchos lectores y amigos a quiénes no he tenido la oportunidad de hacerlo de cerca, por estar cuando los necesito aunque no les pida ayuda.
Por otra parte dando mi respuesta a lo que le dio pie a este documento creo que le tengo tanto miedo a la vida que por ello me prepare para la muerte. Saludos y larga vida, su amigo Julián Lemus

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s